Laura Asensi


Hablar en público ¿arte o técnica?

¿Un buen orador nace o se hace? Ambas cosas. No podemos negar que hay personas con habilidades innatas, pero también es cierto que hablar en público se puede aprender y, como habilidad, es mejorable


Las dificultades o la ansiedad para comunicar o hablar en público puede surgir ante diferentes situaciones o contextos: Realizar una presentación, impartir una conferencia,  reuniones de trabajo, dar clases,  preguntar  a un conferenciante o a un profesor, debatir o dar tu opinión en público, participar en un seminario, actuar en un escenario, etc.

Hay personas que poseen un talento especial y unas habilidades innatas, pero la oratoria se aprende y es cuestión de técnica. Lo que suelen tener los buenos comunicadores a sus espaldas es, sobre todo, mucha práctica.

Además de práctica, para lograr una buena comunicación y superar el miedo escénico, también hay que querer aprender. Formarse y adquirir técnicas y recursos, concretar y personalizarlos y, por supuesto, PRACTICAR.

Principales dificultades

Las principales dificultades y problemas que refieren las personas que sufren cuando tienen que exponerse o hablar en público son: Ansiedad, inseguridad, falta de habilidades sociales, inexperiencia, escaso control de la eficacia, experiencias negativas, miedo a sentir síntomas, miedo a bloquearse, miedo a la crítica y miedo al rechazo.

Algunas personas que se enfrentan a exposiciones públicas sufren miedo escénico y síntomas característicos de ansiedad. Destacan los siguientes: Temblor, sudoración, tensión, dificultades para respirar, problemas de concentración, molestias gástricas, tartamudeo, bloqueos, mareos, embotamiento, anticipación ansiosa, miedo a ser evaluado negativamente o miedo a hacer el ridículo. En este sentido, hay que tener en cuenta que cierto nivel de ansiedad no solo es normal en estas situaciones, sino que incluso puede ser positivo para el rendimiento de nuestro trabajo.

Cuando los síntomas sean muy intensos, molestos o limitantes debemos de considerar la opción de buscar ayuda profesional. Aprender a manejar y reducir la ansiedad, así como para optimizar nuestra exposición ante el público y, de esta forma, aumentar nuestra autoestima y confianza.

Estrategias básicas

Algunas estrategias que recomendamos son: técnicas relajación y visualización, manejar el diálogo interno, evitar la evitación, control de la voz y la comunicación no verbal (paralingüística, kinésica y proxémica), exposición,  práctica y feedback. Ah, y buscar un ángel. 😇

Destacaría un aspecto importante en el que incidir para mejorar nuestra oratoria y habilidad para hablar ante un público: el control y mejora de nuestro principal instrumento de comunicación oral: la voz (ritmo, volumen, pausas, entonación, tono…)

Extraído del taller impartido Laura Asensi y Miguel Díez (Psicojurix)

Preparación básica

Otra cuestión primordial: La preparación. Tanto sea en una exposición oral, como en una ponencia, actuar en una obra de teatro o participar en una reunión de trabajo, el éxito de una comunicación es proporcional al esfuerzo empleado en prepararse.

Hemos impartido algunos talleres sobre este tema dirigidos a estudiantes, profesionales, empresarios y otras personas que los precisan para mejorar su comunicación. Desde nuestra experiencia, consideramos que la preparación es fundamental para una buena exposición y para el control del miedo escénico. Algunas cuestiones a tener en cuenta:

➡Control de la información (prepararse el tema y tu diálogo)
➡Conoce el lugar (infraestructura, medios técnicos, audiovisuales…)
➡Conoce a tu auditorio. ¿En que están interesados? ¿qué dudas van a tener? ¿Qué preguntas pueden hacerte?
➡Organiza la información de una forma lógica (cronológica, por asuntos, por objetivos, por guión…).

Para hablar en público, efectivamente, unas personas tienen mayor facilidad previa que otras pero sin duda es una habilidad que se puede trabajar y mejorar considerablemente. Debemos ser conscientes de nuestras dificultades personales concretas para poder mejorar.

Taller Laura Asensi y Miguel Díez para Círculo de Economía

La capacidad para comunicarse eficazmente es un don y es una conquista. No todos somos grandes oradores, pero sí podemos llegar a ser unos oradores capaces y resueltos.



“La única habilidad competitiva a largo plazo es la habilidad para aprender”  

(Seymour Papert)

Si necesitas ayuda, tratamiento o asesoramiento, contacta con nosotros. También puedes visitar nuestra web: Consulta de Psicología – Laura Fátima Asensi, en Alicante.

Síguenos también en redes sociales:

FACEBOOK: https://www.facebook.com/Psicologia.LauraAsensi 

INSTAGRAM: https://www.instagram.com/laurasensi_psi

LINKEDIN: https://www.linkedin.com/in/laurafatimaasensi

TWITTER: https://twitter.com/LauraAsensi1


Comparte si te ha gustado. Gracias.