¿Rasgo o trastorno de personalidad?

Algunas características de las personas que presentan dependencia emocional son: Temor ante el abandono o el rechazo, dar prioridad absoluta a sus relaciones sentimentales, idealización de la pareja (incluso por encima de sí mismo), actitudes de sumisión, miedo a la soledad, escasa autoestima, falta de asertividad, indecisión y percepción de baja autoeficacia.

Las personas con dependencia se muestran dóciles o complacientes, necesitan o creen necesitar protección y sus emociones o estados de ánimo dependen de cómo se encuentre o los trate su pareja (u otras personas significativas).

dependencia
miedo a la soledad

Tienen dificultad para expresar el desacuerdo con los demás por miedo a perder su apoyo o aprobación. Tienden a mantener relaciones aunque sean disfuncionales y pueden desarrollar trastornos depresivos y trastornos de ansiedad.

En un extremo, el Trastorno de la Personalidad Dependiente implica una dependencia tan extrema que resulta patológica. Como trastorno de personalidad, consiste en un patrón perdurable, rígido, inflexible y dominante en una gran variedad de situaciones personales y sociales, es estable y de larga duración y causa malestar clínicamente significativo o deterioro en lo social, laboral u otras áreas importantes del funcionamiento. Las personas que sufren trastorno de la personalidad dependiente no confían en su propia capacidad para tomar decisiones, suelen sufrir alteraciones o inestabilidad ante la posible separación o pérdida de alguna persona. Temen estar solas y pueden llegar a ceder y hacer cualquier cosa, incluso sufrir maltrato o abusos, con tal de conservar una relación.

Tratamiento de la dependencia emocional

La terapia cognitivo conductual se considera uno de los tratamientos más efectivos, teniendo en cuenta que la depresión, los trastornos de ansiedad y los trastornos adaptativos son los problemas más comunes que presentan las personas dependientes o con trastorno de personalidad dependiente.

terapia
independencia

La terapia cognitivo-conductual es un tipo de intervención psicológica que se centra en los síntomas actuales de la persona, concede importancia a la relación entre los pensamientos, los sentimientos y las conductas, e intenta que las personas resuelvan sus problemas adquiriendo nuevas habilidades que les permitan afrontar mejor sus dificultades. 

En el caso de las personas dependientes, sus principales distorsiones cognitivas suelen ser el pensamiento dicotómico (respecto a su independencia y la autoevaluación) y el pensamiento catastrofista (respecto a la pérdida de una relación). El objetivo principal del tratamiento es la independencia, conseguir que se sientan cómodas viviendo en libertad emocional y con autonomía personal, estableciendo metas terapéuticas claras, concretas y específicas en función de la valoración realizada, del paciente y de su estado actual.

Si necesitas ayuda, tratamiento o asesoramiento, contacta con nosotros. También puedes visitar nuestra web: Consulta de Psicología - Laura Fátima Asensi, en
Alicante.

Síguenos también en redes sociales:

 FACEBOOK: https://www.facebook.com/Psicologia.LauraAsensi 

INSTAGRAM: https://www.instagram.com/laurasensi_psi

LINKEDIN: https://www.linkedin.com/in/laurafatimaasensi

TWITTER: https://twitter.com/LauraAsensi1


Comparte si te ha gustado. Gracias.